¿Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos?

Compartir Articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Es viernes. Toca una cena de colegas con la excusa de abrir unas botellas de vino que compraste en tu último viaje. Buena compañía, excelente comida…

Sin embargo, a la hora de sacar la primera botella de vino de la vinoteca, te das cuenta de que no tienes sacacorchos. Sabiendo que los vecinos ya están dormidos, ta asalta una única duda: «¿Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos?»

5 trucos para abrir una botella de vino sin sacacorchos

Seguro que la situación descrita anteriormente te ha sucedido en alguna cata de vinos que hayas organizado, y ten por seguro que te volverá a pasar. Por eso, ¡lee atentamente estos 5 trucos para abrir botellas sin sacacorchos!

  1. Con un zapato: con el talón de cualquier zapato debes sujetar bien la base de la botella. A continuación, da pequeños golpes a la suela contra la pared. ¡Verás como el corcho sale disparado!
  2. Con un tornillo: para llevar a cabo esta técnica necesitarás un tornillo. Así que ve a tu caja de herramientas y coge el primero que encuentres. Con un destornillador, introduce el tornillo en el corcho. Luego, con movimientos certeros y lentos, deberás sacar el clavo, que estará ya adherido al corcho, que también saldrá.
  3. Con una percha: no utilices cualquier percha, sino que debe ser de las que tienen alambre. Cuando la tengas, toma el gancho de la percha, estíralo, y dobla con cuidado el extremo hasta formar una especie de anzuelo. ¡Ese será tu sacacorchos provisional!
  4. Con con cuchillo: esta es la técnica más peligrosa, así que debes ir con mucho cuidado. Elige un cuchillo que no sea demasiado grande, e introduce la hoja en el corcho. Gírala de igual forma que girarías un sacacorchos, y ¡pum! lo tendrás fuera en cuestión de segundos.
  5. Con una guía telefónica: aunque este objeto se está quedando obsoleto en nuestro sociedad, seguro que das con una en el fondo de algún cajón. Bien, la guía teléfonica deberá estar apoyada en la pared, y por encima deberás colocar la base de la botella de vino y darle cuidadosos golpes contra la pared. En principio, la presión que se ejercerá en el vino deberá impulsar el corcho. Y sí, ¡la guía telefónica es un útil amortiguador!

Sacacorchos y vinotecas: elementos que es mejor no olvidar

Aunque sobrevivir sin poseer un sacacorchos es posible con las técnicas que hemos explicado más arriba, siempre es mejor contar con uno: ¡va a ser más rápido y cómodo!

Así que te aconsejamos que compres uno de esos que tienen imán, para que siempre lo puedas encontrar colgado en la nevera.

Otro elemento imprescindible es la vinoteca. Gracias a sus funcionalidades, permite la óptima conservación del vino. ¡Descubre la tuya en el catálogo de Vitempus!

Mira otra publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos Tours